Posteado por: Frau Blau | 29 octubre 2008

Diesel o “la filosofía de copiar”


Al hilo de lo que decía ayer Miss Blue, que no es que lo apruebe aunque sí que es verdad que me hace gracia, me he dado cuenta de que, en este mundo, ya no se puede decir nada. Por muy radical y diferente y original que sea, mejor que no lo digas. ¿Y por qué defiendo esta barbaridad? Porque cualquier cosa que digas o hagas y que sea diferente te será robada. No me refiero a que haya que ponerle a todo derechos de autor, me refiero a que muchas personas, como el joven Banksy, se dedican a hacer sus pequeñas invasiones de sentido común, de arte, de lo que sea. Y luego viene una marca y se adueña de la tendencia como si fuera suya, hasta hacernos creer a todos que es la promotora de la misma.
Hoy, queridas, he venido a hablarles del famoso muro de Diesel.

El famoso muro de Diesel es la fachada de varias casas de varias ciudades, todas muy modernas ellas, alquiladas por la famosa marca de ropa que, ya me diréis, pero parece ropa rota de los que andan andrajosos, eso sí, a precio de oro. Diesel hace un concurso cada seis meses para decorar esa fachada, al que se puede presentar quien quiera. El ganador puede pintar su dibujito o lo que sea durante 6 meses.

Muy bonito. Pero que muy bonito. Es decir, que la profesión del señor Banksy y tantos como él es vandalismo o terrorismo callejero. Que sus obras resisten 3 días a las mangueras. Pero ahora bien, si una gran marca multinacional viene con un buen maletín de dinero, entonces sí, entonces es una oportunidad para el arte, para que la gente se exprese, etc, etc.
Blue&Joy Diesel Wall
Lo que más me entristece, queridas, no es ya que Diesel se quiera apropiar de todas estas tendencias, de esa cultura o sus manifestaciones, y por supuesto, de su frescura, a base de dinero contante y sonante. Lo peor es que he visto como ganadores de este concurso eran gente que empezó como Banksy, con buenas ideas y mucho morro, como Blue&Joy, por ejemplo, unos muñecos monísimos que me enseñó mi hija con una historia preciosa detrás. Lo peor es que convencen. Y no sólo a las autoridades. Nos convencen a todos.


Responses

  1. Ay Frau Blau, pero que reivindicativa está usté hoy. Con lo seria que usted es, esto de tanta marca y tanta moda de masas le está revolucionando.
    Ya sé que el hecho de que no pueda ya uno hacer nada diferente sin que le copien le carcome, pero con lo seria que usted es tiene que estar muy cansada ya para hacer este post tan bonito y protestón.
    Qué contenta me deja hoy Frau Blau. Tantos años y no he conseguido transmitirle mis ideas progresistas y ahora como no puede usted comprar único y diferente se me cambia de bando. Que sea por lo que sea pero que hoy el té me va a sentar mejor. Olé olé y oléee por Frau Blau.
    Hasta mañana chiquillas.

  2. Pues hombre, yo la verdad que así, a primera vista, me parecían bonitas estas cosas. Pero tiene usted razón que, si uno lo reflexiona un poco, llega a la comclusión de que si esto es arte lo otro también debería serlo. Y que si esto es legal lo otro también. Pero aquí pasa como con toda ley, que tanto por un lado te dejo pero por otro no que los jueces parecen más gallegos que yo.

  3. La verdad, la acción llevada a cabo por Diesel no es más que el reflejo de la necesidad que tienen las marcas actuales para diferenciarse y crear un espacio perceptual único dentro de la mente del consumidor actual.

    Desde el diseñador más pequeño y emprendedor hasta las marcas más globales y “masificadas” ; todo este tipo de acciones no son más que la implementación de una estrategia de marca pensada y “aterrizada” a través de acciones concretas de marketing viral o guerrilla-marketing. Todas estas acciones no sólo cubren el mundo de la moda (ej Campaña viral de Louis Vuitton en Paris, o el Hand-vertising de CocaCola) sino que han llegado a copar sectores tan “objetivamente inmovilistas” como el de la construcción o las entidades financieras.

    Para más info de ejemplo:

    http://etc.territoriocreativo.es/etc/category/marketing/marketing-guerrilla/page/5

  4. yo de todas esas palabras no entiendo, pero lo que sí entiendo es que, al final, el único objetivo es el dinero. Y si una marca de ropa patrocina el arte, ¿es ella la que decide lo que es arte? no sé, no sé. No me gusta nada. Gracias por su comentario, nos ha aclarado un poco más las cosas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: