Posteado por: senoraazul | 2 abril 2011

Sra. Azul presenta a: Norman Vilalta – calzado de hombre a medida

Para completar un traje hecho a medida con el cuidado que lo hace el sastre que nos ha presentado Frau Blau, qué mejor que un buen par de zapatos.

Aunque ya se está perdiendo la costumbre, no suele extrañar que alguien en un momento dado de su vida por gusto o por que así lo requiera, se haga un traje a medida. Todos sabemos que pagar un “mucho” más merece la pena para poder darse el gusto alguna vez de llevar un traje hecho exclusivamente para uno.

Sin embargo extraña más hacerse unos zapatos a medida. Es curioso porque siempre he pensado que es más importante cuidar los pies que la apariencia exterior. Y que nunca un calzado se adapta a la perfección no solo a nuestros pies, sino a nuestra forma de andar, a nuestras necesidades, a nuestro gusto y a nuestro armario. Y en el caso de aquellos hombres que deben ir vestidos con traje a diario lo veo aún más importante. Normalmente los zapatos de vestir son duros, poco agradables de llevar y uno está deseando llegar a casa para quitárselos. Sin embargo si uno se calza alguna vez un buen calzado y más, uno hecho a medida, no se lo querrá quitar jamás.

Yo suelo recordar una vez que vi a un amigo jardinear con unos viejos zapatos de vestir. Le pregunté por qué no se ponía otro tipo de calzado para esos menesteres a lo que el me contestó …. son los mejores zapatos que he tenido jamás, ahora ya están viejos pero son tan cómodos que es lo que me calzo más agusto... Así que yo bien curiosa le pregunté de qué mara eran, y él me contestó un nombre y un apellido. Yo me quedé igual pero decidi indagar…y así supe que este “zapatero” de Barcelona era un artista del calzado a medida, que desde un sencillo y polvoriento taller en el Ensanche de Barcelona crea de la nada el mejor compañero del hombre que lo encarga.

NORMAN VILALTA

Durante el proceso de toma de medidas estudia y tiene en cuenta ambos pies ya que como bien nos apunta, nadie tiene los dos pies de las mismas dimensiones. Mide desde el largo, el ancho y el alto desde diferentes puntos hasta el grosor de los dedos, la altura del talón, el puente del pie etc. El resto del proceso es igual de minucioso. Todo poquito a poco, con detalle, con paciencia y con trabajo.

Norman Vilalta no es un zapatero al uso ya que no es ni solo un diseñador ni solo un fabricante. El lo hace todo. Diseña y confecciona. Un proceso que requiere más de 40 horas para cada par pero que le permite imprimir la personalidad de cada cliente y la suya propia en cada zapato que hace. Para conseguirlo, habla con sus clientes, e incluso les hace videos de consulta.

Si quieren darse el placer algún día no olviden este nombre. Realmente merece la pena. Aunque su especialidad es el clásico bespoke él va más allá creando sus propios diseño, añadiendo detalles y transgrediendo lo establecido sin perder la elegancia y el gusto.

ENRIC GRANADOS 5 BARCELONA

Disfruten de su té.


Responses

  1. me encantan!!

  2. Se nota que se trata de un trabajo excepcional y bien hecho

  3. […] Visto aquí […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: